Nanotecnología contra el cáncer

0
1456
nano
Vía elcabrestero.com.co

Uno de los problemas de más larga data en la medicina es cómo curar el cáncer sin dañar los tejidos corporales sanos.

“El mensaje principal es que existen varias barreras en el cuerpo que no dejan llegar a los medicamentos a su objetivo. Al encapsularlos en partículas microscópicas, sí es factible que se acumulen justo en las células tumorales”.

Los últimos avances en nanotecnología, el manejo de estructuras diminutas, están abriendo nuevos horizontes a la detección y el tratamiento del cáncer. Los nanotubos tienen la mitad del ancho de una célula de ADN y miles de ellos caben dentro de una célula.

De esta forma lograron acabar con las células, mientras que aquellas a las que no les insertaron los tubos no resultaron afectadas.

Los nanotubos sellan por completo los fármacos que transportan, nada se pierde cuando llegan a la célula cancerosa. Esta las deja penetrar hasta su núcleo, donde liberan la carga sin dar tiempo a que el tumor ponga en marcha sus mecanismos de defensa

El siguiente paso fue encontrar la forma de introducir los nanotubos dentro de las células cancerígenas pero no dentro de las sanas. Esto fue posible debido a que, a diferencia de lo que ocurre en las células normales, la superficie de las células cancerígenas está cubierta con receptores de una vitamina conocida como folate.

En principio se emplearon nanotubos de carbono, y ahora está en boga el grafeno y los nanomateriales metálicos –de oro y plata, fundamentalmente–. Los químicos analíticos de la Universidad de Córdoba emplean un tipo de nanopartículas particular, las magnéticas, y, dentro de éstas, las de óxido de hierro. “Al poder emplear imanes para separar el extractante, se consumen menos recursos energéticos, se minimiza el impacto ambiental y se aceleran los procedimientos”.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta