El cáncer presenta diferencias entre países

0
1240

Mapamundi_Paises

Se ha realizado un estudio que engloba a 25 millones de pacientes en 67 países diferentes. Este mapa mundial deja claro una vez más que existe una gran correlación entre el lugar en el que se trata el enfermo y las posibilidades que tiene de curarse o de supervivencia.  El estudio se denomina Concord 2 y concluye que estas desigualdades probablemente sean fruto de la desigualdad en los accesos a los servicios de diagnóstico y tratamiento óptimos.

Un claro ejemplo de ello se puede comprobar en la utilización de los aceleradores lineales, que son imponentes máquinas que se utilizan en la producción de rayos X y tienen la capacidad de destruir células cáncerosas en un paciente. En Europa este tipo de máquinas se encuentran en una proporción de 1 por cada 500.000 habitantes mientras que en la India existe una máquina cada 2-5 millones de habitantes. Así mismo en multitud de países de África o Asia no hay ninguno de estos aparatos.

acelerador-lineal-

El estudio utilizado para elaborar el informe recoge datos entre 1995-2009. Durante este periodo, las estadísticas de cáncer de pulmón mejoraron en Israel, dónde la supervivencia pasó de un 17% a un 24%, así como en Japón, cuyo aumento va del 23% al 30%. Este tipo de cáncer sigue teniendo una escasa tasa de supervivencia en países como Reino Unido (apenas un 10%) o España con un 13%. Otro tipo de cáncer estudiado es la leucemia linfoblástica que en países como Canadá, Austria, Bélgica, Alemania y Noruega tiene tasas de supervivencia de entorno al 90%, mientras que en países como Jordania, Túnez, Indonesia y Mongolia oscila entre el 16% -50%. Esto son solo dos ejemplos de los 10 tipos de cánceres analizados.

Entre los estudiados, los que peores tasas de supervivencia tienen son los de hígado y pulmón donde la supervivencia a los cinco años es menor del 20%, ya sean países desarrollados o no. Si tenemos en cuenta el cáncer de estómago, los datos son dispares, mientras que las mayores tasas se encuentran en Japón (54%) o Corea del Sur (58%), en España está entorno a un 27%.

Claudia Allemani que además de ser la autora principal del trabajo es epidemióloga y profesora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres  manifiesta:”Nuestros hallazgos muestran que, en algunos países, el cáncer es mucho más letal que en otros. En el siglo XXI no debería existir un abismo tan dramático en la supervivencia”. Miguel Porta, catedrático de Salud Pública en el Instituto de Investigaciones Médicas del Hospital del Mar, en Barcelona, añade: “Estos estudios de evaluación son fundamentales, porque reflejan en buena medida el funcionamiento del sistema sanitario”,y a pesar de no haber participado en el estudio, concluye: “Si no funciona bien la atención primaria y la coordinación entre ésta y los hospitales, el diagnóstico y el inicio del tratamiento se retrasan de forma inaceptable. En España y otros países occidentales estos retrasos siguen siendo inaceptablemente largos. Esto es mucho más importante que aplicar tratamientos carísimos, que a menudo apenas prolongan la vida de los pacientes”.

Los especialistas en cambio no sabrían decir cual es la situación actual de España ya que el estudio muestra datos hasta 2009, con lo cual no se encuentran incluidos los recortes en sanidad que vienen afectando a este país hace un par de años. A pesar de ello, una de las importancias del informe radica en la posibilidad de estudiar cuales son los mejores sistemas para que existan mayores índices de supervivencia. En este informe también se evidencia la mejoría en países de América Latina en el cáncer de mama y colorrectal. Así por ejemplo en Ecuador este último tiene una tasa de supervivencia del 68%, mientras que en España se encuentra en el 59%.

Respecto al cáncer de mama, Brasil llega a cotas de supervivencia del 87%; EE UU, de casi el 89%; España, del 84%; y Mongolia es el que tiene peor clasificación con un 56%.

Un caso que ha llamado mucho la atención es el de Lituania que ha paso de tener una supervivencia del 52% al cáncer de próstata en 1995 a un 92% en 2009 debido a la mejoría de las políticas sanitarias. Esto queda patente por el mejor acceso a la sanidad y la implantación de pruebas de diagnóstico precoz. Uno de los autores principales del estudio, Rafael Marcos Gragera, de la Universidad de Girona, también recuerda las dificultades legales con las que se encuentran los profesionales: “las nuevas leyes de protección de datos que prepara la UE convertirían en ilegales o imposibles los registros de cáncer y la mayor parte de la investigación en el campo de la salud pública en 28 países europeos”.

 

Vía El País

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta