Tuberculosis: un problema en aumento

0
733

tuberculosis

La tuberculosis es una infección bacteriana muy contagiosa que compromete principalmente a los pulmones y que se puede propagar a otros órganos. A lo largo de la historia es probablemente la enfermedad mas prevalente en el mundo. La enfermedad predomina en los pulmones aunque puede extenderse al sistema nervioso, al sistema linfático, al sistema circulatorio, al sistema genitourinario, al aparato digestivo, a los huesos, las articulaciones e incluso puede afectar a la piel.

Los síntomas más habituales de esta enfermedad son la tos crónica con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Al afectar a otros órganos, también pueden existir más síntomas. Para confirmar esta enfermedad, se realizan radiologías torácicas, pruebas de la tuberculina cutánea y análisis de sangre. También se pueden realizar cultivos microbiológicos. El tratamiento es bastante complejo ya que requiere largos periodos de antibióticos. Por su parte, el contagio es bastante sencillo ya que se realiza por el aire, cuando los infectados tosen, estornudan o escupen.

Si tenemos en cuenta los registros de 2013, se produjeron nueve millones de infecciones y eso supone medio millón más de lo que estaba estimado. El problema está en que la resistencia a los fármacos , ya que aunque la mortalidad está descendiendo, el en mundo se producen alrededor de 1,54 millones de muertes al año. A pesar de todo los especialistas son positivos respecto al tema ” tras llegar a un acuerdo entre países, la OMS y múltiples socios, se ha incrementado sustancialmente la inversión en estudios nacionales y los esfuerzos en sistemas de vigilancia rutinarios. Esto nos está proporcionando muchos y mejores datos, acercándose cada vez más a la realidad de la carga mundial de la tuberculosis” afirma Mario Raviglione, director del Programa Mundial contra la Tuberculosis de la OMS.

Las regiones más afectadas del mundo son el Sudeste Asiático y las Regiones del Pacífico Oeste que engloban el 56% de los casos de tuberculosis ocurridos en 2013. Respecto a África, se estima que se producen la cuarta parte de las infecciones y la mayor tasa de muertes. La OMS estima que se necesitarían 8000 millones de dólares al año para poder hacer frente a esta enfermedad.

En España existen aproximadamente 15 casos por cada 100.000 habitantes (una de las tasas europeas más elevadas). En los últimos años han existido iniciativas para crear programas para paliar esta enfermedad, pero debido a la crisis económica no se han conseguido fondos para ello.  Las estadísticas muestran que el 30% de los pacientes que padecen esta enfermedad son personas no nacidas en España. El director de Epidemología de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Joan Artur Caylà Buqueras, afirma “lo más importante para controlar ésta y otras enfermedades transmisibles es que los inmigrantes tengan tarjeta sanitaria y sigan el camino normal en el sistema sanitario para poder ser correctamente diagnosticados y tratados”.

Uno de los aspectos más preocupantes es el de las cepas resistentes a múltiples fármacos. Se calcula que el año pasado hubo aproximadamente 480.000 casos de tuberculosis multirresistente (lo que supone un porcentaje de 3,5% respecto al total). No es un porcentaje exageradamente elevado, pero si es preocupante ya que podría aumentar con el tiempo. Los porcentajes más altos se aglutinan en Europa del Este y Asia.

“Es muy preocupante la preocupación de la tuberculosis resistente a los tratamientos, de persona a persona, en la antigua Unión Soviética, además del crecimiento de la multirresistente, están los casos de la tuberculosis extremadamente resistente. Sólo una de cada cinco personas con este tipo de infección recibe tratamiento; el resto fallece a causa de la enfermedad lo que implica un aumento del riesgo de contagio entre sus familias y la comunidad, así como de la expansión de la epidemia. Esta crítica situación debe ser una llamada de atención a gobiernos, donantes y compañías farmacéuticas para que refuercen y mejoren la respuesta que hoy se da a la tuberculosis multirresistente”, confirma Grania Brigden, asesora para la Campaña de Tuberculosis de Médicos Sin Fronteras.

Por su parte, Karin Weyer, coordinadora de la OMS para laboratorios, diagnósticos y resistencias a medicamentos, insiste en la necesidad de la financiación para poder erradicar esta enfermedad. Afirma que en países como Letonia o Estonia ha disminuido el número de casos de tuberculosis multirresistente debido al acceso universal al diagnóstico y tratamientos rápidos.

El otro gran problema es la coexistencia de la tuberculosis y el VIH. Las estadísticas confirman que aproximadamente 1,1 millones de afectados por la tuberculosis, también eran VIH positivos. Esto conlleva una vez más a la afirmación de que la investigación y la financiación son esenciales para poder desarrollar tratamientos eficaces y métodos de erradicación.

Vía El Mundo

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta