El cáncer de mama y las mujeres jóvenes

0
1257

cancer de mama

Cada vez son más las mujeres jóvenes que padecen cáncer de mama. En España no hay datos, pero en Gran Bretaña se diagnosticaron en el año 2010 un total de 10.068 mujeres menores de 50 años que padecían esta enfermedad. Estos datos representan 2.356 más casos que en 1995.

¿A qué se deben estos datos? Estos incrementos se deben a cambios en la alimentación  (una dieta más rica en grasas y pobre en frutas y verduras), la evolución de la mujer en el ámbito laboral (ha pasado de un trabajo de campo a un trabajo de oficina). Esto también ha repercutido en un adelantamiento de la menstruación ( a principios del siglo XX se encontraba entorno a los 14 años mientras que ahora la edad ha disminuido), y el retraso del primer hijo. Factores como sobrepeso o tabaquismo también pueden influir.

En el caso de los cáncer de mama en mujeres jóvenes, estos se suelen producir en algún momento entre la primera menstruación y la primera gestación. Cuando se produce la menstruación, las células del conducto mamario comienzan a dividirse y no dejan de hacerlo hasta el primer trimestre del embarazo. Debido al gran número de hormonas al inicio de la gestación, las células mamarias dejan de dividirse para el resto de la vida, ya que en ese momento se diferencian a células secretoras y transportadoras de la leche. Sin división, no hay cáncer. Esto significa que la maternidad temprana disminuye levemente el riesgo a padecer cáncer.

Los programas de detección del cáncer de mama están dirigidos en la mayoría de las ocasiones a mujeres que superan los 50 años. Aunque solo suponen un 7% del total de cáncer de mama, las pacientes jóvenes tienen ciertas características. “El porcentaje de pacientes con tumores triple negativo aumenta entre el 20-25% en lugar del 10% habitual en otros grupos de edad” afirma la Dra. Martínez Jáñez, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Uno de los principales problemas de este grupo de edad es detectar el cáncer a tiempo. En algunas ocasiones, las técnicas como la mamografía no son eficaces en la detección de un cáncer. Por ello, la “autoexploración” es esencial. La doctora Martínez Jañez avisa “hay que palparse las mamas todos los meses”.

Otro gran problema es la falta de atención de los profesionales a estas pacientes. Dado que se trata de un porcentaje muy pequeño, algunas de ellas tienen que insistir a que les hagan pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico.  A pesar de que las afectadas son escasas, hay que concienciar sobre la importancia de la prevención y brindarles la atención y el apoyo necesarios.

 

Vía El Mundo

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta