Terapia de protones

0
852

terapia de protones

La terapia de protones es un tipo de radiación avanzada que utiliza un haz de protones para aplicar dicha radiación destruyendo directamente las células cancerosas, afectando únicamente al tumor y no al tejido sano que le rodea. Los órganos vitales tampoco se ven afectados.

Los médicos pueden usar dosis más altas de radiación que con otras terapias de rayos X ya que pueden dirigir con precisión los haces de protones canalizándolo directamente al tumor.

Los tipos de cáncer que se suelen tratar con esta terapia son:

* De cerebro: neuroma acústico, tumores cerebrales de la niñez

* Del ojo: melanoma ocular, retinoblastoma

* De la cabeza y del cuello

* Del pulmón

* De la columna

* De la próstata

¿Cómo funciona esta terapia?

Lo primero de todo es mantener al paciente inmovilizado mientras dure el tratamiento. Para ello se utilizan dispositivos especiales; por ejemplo una máscara si es en la cabeza; dependiendo de la zona del cuerpo que se vaya a tratar. Como segundo paso, se realiza una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM) para poder establecer la zona exacta a tratar. Esto también servirá para poder calcular los ángulos exactos por los que se van a ingresar los haces de protones al cuerpo.

El tratamiento con estos protones no tarda más de unos minutos al día durante un periodo de 6 a 7 semanas (no hay tratamientos genéricos, ni cifras exactas, depende del tipo de cáncer). Después de tomar las TC/RM necesarias, el paciente es colocado dentro de un dispositivo en forma de dona, que se llama caballete. Este dispositivo girará y dirigirá los haces de protones hacia las zonas afectadas.

La máquina que crea y acelera los protones se llama sincrotón o ciclotrón. Después los protones se quitan de la máquina y los imanes se dirigen hacia el tumor. Este tratamiento dura aproximadamente 1/2 minutos y el paciente no debería sentir incomodidad alguna.

Este método hace que los efectos secundarios sean mucho más leves que los provocados por los rayos X debido sobre todo a que los protones solo atacan al tejido dañado evitando el sano al máximo. Los efectos secundarios más comunes son enrojecimiento de la piel y pérdida temporal del cabello.

Después del tratamiento, el paciente debe acudir a su médico con la periodicidad que este dictamine. Son necesarios exámenes de control.

Vía Medline Plus

Vía MD Anderson Center

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta