El poder del AfterSun

0
927

aftersun

¿Qué elegir después de un día de sol? ¿AfterSun o una crema normal?

Ante esta pregunta, Manuel Ángel Rodríguez, jefe del servicio de Dermatología del Complejo Asistencial Universitario de León, opta por el AfterSun. “Llevan una base de menta que, al igual que los champús amentolados, ayuda a calmar picores dérmicos. Algunos incluyen sustancias que, sin llevar corticoides, tienen efectos antiinflamatorios para las pieles un poco quemadas, como la enoxolona” afirma.  También destaca que es esencial acudir al médico en casos de quemaduras graves dónde ya se producen ampollas o síntomas de malestar. Las quemaduras con ampollas duplican el riesgo de sufrir melanomas en el futuro, con lo cual, es necesario acudir de manera urgente al médico en el caso de que se produzcan.

La mejor manera de no llegar a estos niveles es seguir todas las recomendaciones: utilizar un fotoprotectores, tener cuidado con las horas de exposición al sol, etc. Y después de la exposición solar, hidratar el cuerpo con un buen AfterSun.  Un error muy común respecto a al utilización de este producto es aplicarlo únicamente cuando se ven signos de enrojecimiento en la piel. Cada vez que la piel está expuesta al fuerte sol veraniego, sufre una agresión, con lo cual, es necesario calmarla.

¿Qué beneficios nos aporta una buena crema AfterSun?

  • Reduce el enrojecimiento y las quemaduras leves de la piel
  • Aporta agua  a todas las capas de la piel (tanto las superficiales como las más profundas)
  • Evita el descamamiento de la piel y la aparición de arrugas prematuras (en general previene el envejecimiento prematuro de la piel)
  • Aporta un alivio instantáneo al calmar la sensación de calor, tirantez y picor

 

Un consejo para las tardes calurosas y las personas que adoran el efecto frío de las cremas es meter el AfterSun en el frigorífico (en el congelador NO) y aplicarlo después de la exposición solar.

 

Vía El Mundo

Vía Ladival

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta