13 de Junio- Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

0
748

cancer de piel- protección

El cáncer de piel abarca una serie de enfermedades neoplásico que afectan a la piel. El principal riesgo para desarrollar este tipo de cáncer radica en los rayos ultravioletas procedentes de la luz solar. Esta radiación produce alteraciones y modificaciones en el ADN y suele ser más propensa la piel más clara.

Los tres principales tipos de cáncer son: carcinoma basocelular, carcinoma de células escamosas (con altas probabilidades de curación) y el melanoma maligno (el tipo más grave de cáncer).  Es muy recomendable que las personas se revisen la piel una vez al mes. Para ello deberá tener pleno conocimiento sobre los lunares, las imperfecciones que presenta la piel, las pecas y cualquier tipo de marcas que tenga el paciente en la piel.

Como ya hemos comentado antes, la principal causa es la exposición a la luz solar (radiación ultravioleta), pero también hay otras como: lámparas y cabinas autobronceadoras, ciertos productos químicos (arsénico, hulla, parafina, etc.), la radioterapia, ciertas lesiones o enfermedades de la piel pueden desembocar en cáncer y algunos factores hereditarios.

Las principales precauciones que se deberían tomar para evitar el daño perjudicial del sol son: evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (entre las 12 de la mañana y las 3 de la tarde), usar ropa que proteja las zonas sensibles del cuerpo, utilizar gafas de sol que protejan de los rayos UVA y UVB, utilizar protector solar que contenga al menos un factor 15 de protección y evitar el bronceado en cabinas y demás aparatos que prometen autobronceado fácil y rápido.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta