La prevención en las enfermedades crónicas es la mejor manera para reducir costes

0
802

prevencion

En la Unión Europea las enfermedades crónicas alcanzan unos niveles del 70%-80% del gasto sanitario, aproximadamente unos 700.000 millones de euros al año.  El Foro Económico Mundial (estudio publicado en 2011) intentó realizar una estimación del impacto económico de las cinco principales enfermedades consideradas como no contagiosas: cardiovasculares, respiratorias, cáncer, diabetes y enfermedades psiquiátricas. Se llegó a la conclusión de que solo las enfermedades cardiovasculares representaban un gasto de 196.000 millones de euros en la UE.  Viendo estos datos, ¿no sería más conveniente optar por la inversión en la prevención? ¿Es barato prevenir?

A finales de los años sesenta una ciudad de Finlandia decidió implantar un sistema basado en la prevención de enfermedades. La razón de ello radicaba en la elevada mortalidad que había por enfermedades cardíacas (muchas producidas por colesterol o hipertensión). Se propuso cambiar el estilo de vida de la población: se fumaba menos, se usaba más mantequilla y menos aceite vegetal.. ¿el resultado? Entre 1970 y 2006 la mortalidad debida a enfermedades coronarias se redujo en un 80% en Finlandia entre hombres con edades comprendidas entre 35 y 64 años. Esto demuestra que la prevención es fácil, barata y funciona.

La pirámide poblacional europea está envejecida, y con los años esta tendencia se hace cada vez más pronunciada. Este aumento de la longevidad conlleva multitud de enfermedades crónicas como las anteriormente mencionadas. Tonio Borg; Comisario Europeo de la Salud, afirma que el 97% de los presupuestos del Estado se dedican al tratamiento de las enfermedades, mientras que tan solo un 3% a la prevención. ¿Tienen sentido estos números cuando en realidad las mayores mortalidades se producen por enfermedades que se pueden prevenir (o al menos retrasar)? ¿No sería más eficiente evitar el consumo abusivo de alcohol, actuar sobre el tabaco, evitar la mala nutrición y ofrecer medidas contra el sedentarismo?

Un ejemplo más de Finlandia: se aumentaron los impuestos del alcohol y el resultado fue “ha aumentado los ingresos del Gobierno en unos 400 millones de euros y a la vez ha reducido el consumo de alcohol en un 10%”, señalan los expertos. Otra enfermedad que se reducirían de manera considerable aplicando las medidas antes descritas sería la diabetes: mejorando la alimentación y procurando evitar una vida sedentaria.         “La prevención tiene que verse como una inversión para las generaciones futuras” afirma Günter Danner, representante del sistema de Seguridad Social de Alemania.  ¿Se llevará a cabo este proyecto o tan solo se quedará en una idea? ¿Para la población es una solución óptima y sencilla, pero y para la industria?

 

Vía: El País

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta