Los niños con autismo muestran problemas para asociar los acontecimientos visuales y auditivos

0
666

Sabemos que el autismo es un espectro de trastornos que afectan a la comunicación, sociabilización e imaginación de los niños entre muchas otras cosas. Según un estudio publicado el pasado martes en “The Journal of Neuroscience”, también tienen problemas para aceptar de forma simultánea la información de sus ojos y sus oídos.

El trabajo ha sido desarrollado en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, EE.UU y dirigido por el director del Instituto del Cerebro de Vandebilt, Mark Wallace. Siendo el primero en exponer esta relación y sugerir que en los niños con autismo, los déficits en los bloques de construcción sensoriales para el lenguaje y la comunicación pueden crear problemas en las habilidades sociales y de comunicación. “Hay una enorme cantidad de esfuerzo y energía volcados en el tratamiento de niños con autismo, pero prácticamente nada de ello se basa en una sólida base empírica ligada a la función sensorial”. “Si podemos solucionar este déficit en la función sensorial temprana, entonces, tal vez, podamos ver beneficios en el lenguaje y la comunicación”

El estudio consistió en comparar a 32 niños entre 6 y 18 años con desarrollo típico con otros 32 niños de alto funcionamiento con autismo, trabajando todos ellos en tareas distintas.

Los expertos emplearon varios tipos de estímulos visuales y ambientales. Los resultados indicaron que los niños con autismo tienen un agrandamiento en un área denominada ACT, donde el cerebro muestra problemas para asociar los acontecimientos visuales y auditivos que suceden dentro de un periodo determinado de tiempo.

En una segunda parte del estudio encontraron que los niños con autismo mostraban debilidades en los estímulos del lenguaje visual, concluyendo que una de las razones por las que los niños ponen sus manos en sus oídos es causa de que estén tratando de compensar sus cambios en la función sensorial, para así poder atender sólo a un sentido, y quizá ser una estrategia para minimizar la confusión entre sus sentidos, apunta Wallace

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta