Un dispositivo predice una migraña antes de que se inicie el dolor para evitarlo

0
1201
  • La herramienta utiliza dispositivos de bajo coste e inalámbricos. / UCM
    La herramienta utiliza dispositivos de bajo coste e inalámbricos. / UCM

    Un dispositivo inalámbrico de bajo coste, pendiente de probarse en un entorno real, se anticipa a la aparición de este dolor de cabeza hasta unos 50 minutos.

  • Alrededor de un 10% de la población mundial sufre migrañas.
  • Esto supondría mejorar la calidad de vida de los pacientes y un importante ahorro para las arcas públicas.

Algunas personas registran síntomas antes de que aparezcan estos dolores de cabeza. La sensación de tristeza, apetito o irritabilidad son difíciles de detectar. Además, su aparición puede ocurrir hasta 48 horas antes, por lo que la ingesta de los medicamentos para anular el dolor no resulta eficaz.

Tres instituciones de Madrid han conseguido diseñar un dispositivo que advierte de un episodio de migrañas, siendo la Universidad Complutense la que dirige tal proyecto, que cuenta con la ayuda de la Universidad Politécnica, así como de la Unidad de Cefaleas del Hospital Universitario La Princesa.

La revista Sensors publicó el artículo sobre este nuevo modelo, donde han participado trece pacientes pero solo se seleccionaron dos sin tratamiento preventivo, contó con las declaraciones de parte del equipo que lo llevó a cabo. “Por primera vez se demuestra que se puede predecir de manera indirecta la aparición de crisis de migraña a través de la medida continua de variables hemodinámicas”, dice Josué Pagán, investigador del departamento de Arquitectura de Computadoras y Automática de la UCM y autor principal de este proyecto.

Las variables tomadas son el ritmo cardíaco, la sudoración, la temperatura de la piel y la saturación de oxígeno capilar periférico. A la hora de registrar el ritmo cardíaco de cada uno, se usaron electrodos cardiacos cerca del corazón de manera superficial. Para la medición del oxígeno capilar se les colocó un dispositivo en un dedo, mientras que en el brazo se les puso un sensor para registrar la sudoración.

Una de las principales ventajas de la herramienta es que, al usar dispositivos de bajo coste e inalámbricos, permite una monitorización ambulatoria, sin técnicas invasivas para el paciente.

En un futuro, los investigadores esperan que el sistema genere una alerta que indique con qué probabilidad puede aparecer una migraña y cuándo. “Con esta información podremos hacer un ensayo clínico para demostrar que, si el paciente toma el fármaco de forma precoz, evitaremos su dolor”, concluye Pagán. (Fuente: Universidad Complutense de Madrid)

 

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta