Investigadores han creado una epidermis artificial que servirá para diseñar los robots del futuro

0
764
Una epidermis superelástica inspirada en los pulpos para robots

Uno de los principales ejes de este tipo de robótica es la biomimética o biomímesis, que consiste utilizar la naturaleza como fuente de inspiración en el desarrollo de nuevas tecnologías .

El trabajo de Larson y sus compañeros toma como inspiración la habilidad de los cefalópodos para cambiar de forma o de color para camuflarse o comunicarse.

Toma su diseño directamente de la naturaleza, se estira hasta seis veces su tamaño normal, detecta la presión y emite luz, al estilo de la de los pulpos, esta epidermis electroluminiscente podrá colocarse sobre los robots blandos, acompañar sus movimientos y permitir que cambien de color.

Aunque todavía suena a ciencia ficción, los investigadores de la Universidad de Ithaca, en EEUU, y del Instituto Italiano de Tecnología han dado un gran paso hacia delante para que esto se haga realidad.

Chris Larson, y sus compañeros, desarrollaron un condensador hiperelástico emisor de luz, utilizando dos electrodos de hidrogel insertados en una matriz de silicona aislante.El hidrogel tiene la capacidad de conducir la electricidad a la vez que sigue siendo transparente y muy elástico, detectando también, deformaciones producidas por presiones y estiramientos al igual que las muñecas de silicona que parecen reales.

“La tecnología de la electroluminiscencia se emplea en los salpicaderos de los coches o en la señalización de edificios y carreteras. La hemos adaptado para que sea elástica y esa es la parte novedosa de nuestro trabajo”, explica Larson.

(Foto: Organic Robotics Lab, Cornell University)
(Foto: Organic Robotics Lab, Cornell University)

El descubrimiento podría conducir a avances significativos en robótica, atención de la salud, el transporte o la comunicación electrónica.

Entre las posibilidades que presenta este tejido artificial los investigadores que lo han creado están interesados en dos. En primer lugar están las prendas electrónicas y en lo que ellos llaman “interfaces evanescentes”, que tendrían una aplicación muy destacable en los sistemas utilizados en el interior de los automóviles para crear una interacción no visual con las indicaciones del coche.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta