Dr. François Peinado Ibarra, Cirujano-Urólogo

0
950

Dr. François PeinadoEl Dr. Peinado es cirujano-urólogo, desempeña su actividad en diferentes centros hospitalarios: Hospital Universitario Montepríncipe, Hospital Quirón San Camilo, Hospital Universitario de Madrid y Clínica la Milagrosa. También forma parte del equipo médico de profesionales que conforman el Instituto Privado de Urología.

Es docente Universitario de Urología de La Facultad de Medicina del CEU y Profesor-colaborador del Departamento de Morfología de la Facultad de Medicina Autónoma de Madrid. Ha desarrollado una amplia experiencia en la utilización de las nuevas técnicas en urología.

Además, es impulsor en la creación de unidades diagnósticas avanzadas para la prevención del cáncer de próstata.

– El ritmo en el que se vive actualmente y el incremento de la esperanza de vida, ¿han hecho que aumente la existencia de problemas urológicos?

El asunto no es solo que se incrementen las patologías urológicas sino que se diagnostican mucho antes debido a los nuevos marcadores o pruebas radiológicas que utilizamos.

Un ejemplo es el PSA o Antígeno Prostático Específico, es un marcador órgano-específico de la próstata y si se encuentra elevado permite realizar el estudio de la próstata para descartar un cáncer de próstata. Muchos hombres mayores de 50 años se realizan esa prueba de manera rutinaria lo que permite diagnosticar muchos más cánceres de próstata que antaño.

Por otro lado, el incremento de la longevidad de la población hace que muchas patologías urológicas se disparen porque están estrechamente relacionadas con la edad: la incontinencia urinaria en la mujer, la hiperplasia benigna de próstata, el cáncer de próstata, la disfunción eréctil, etc…

– En la actualidad, ¿el uso de fármacos han conseguido disminuir las prácticas quirúrgicas?

Sin lugar a dudas. Antes la HBP o Hiperplasia Benigna de Próstata tenía como principal tratamiento la cirugía, mientras que ahora con fármacos como los alfabloqueantes o la combinación de los mismos con dutasteride permite tratar la HBP sin necesidad de cirugía. Otro ejemplo, representa la Vejiga Hiperactiva que dispone de tratamientos farmacológicos muy eficaces para la gran mayoría de los pacientes.

– ¿Qué avances tecnológicos se están utilizando actualmente en las intervenciones quirúrgicas en su especialidad médica?

La cirugía urológica ha experimentado grandes avances quirúrgicos gracias a la miniaturización de los elementos de trabajo. Nuestra especialidad permite el acceso endoscópico hasta el riñón gracias a la utilización de ureterorrenoscopios flexibles que llevan incorporados cámaras digitales en su punta.

Por otro lado, la generalización de la laparoscopia en la cirugía renal o de próstata evita las grandes cirugías abiertas con una mejor recuperación de los pacientes. El láser verde ha sido otro avance radical en la cirugía de próstata con dos grandes ventajas: la disminución del sangrado de esta cirugía al máximo con mínima estancia posthospitalaria. Y por último, la introducción de la robótica, en particular, para la cirugía del cáncer de próstata supone otra revolución.

– ¿Qué ha supuesto la creación de las unidades diagnósticas avanzadas en la prevención del cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es ya el cáncer más frecuentemente diagnosticado en los hombres, lo que supone todo un reto para la sociedad. Este cáncer dispone de múltiples opciones de tratamiento por lo que requiere de Unidades verdaderamente multidisciplinares para su tratamiento. El gran reto está en su diagnóstico puesto que de cada 100 biopsias que realizamos, 76 dan por resultado negativo.

Nuevos marcadores genéticos como el PCA3 o la Resonancia Multiparamétrica nos ayudan a delimitar el cáncer de próstata y poder realizar una biopsia de próstata en las zonas sospechosas del tumor. Esto supone un auténtico avance en el diagnóstico del cáncer de próstata y también en su tratamiento, puesto que se podrá realizar un tratamiento focal del mismo sin afectar a la glándula sana.

– Desde el punto de vista científico, ¿hacia dónde se deberían dirigir las investigaciones en el ámbito urológico?

Hay varias áreas de investigación que son fundamentales:

– la genética aplicada al cáncer urológico,

– los métodos de imagen diagnósticos,

– la tecnología robótica que facilitará la cirugía del cáncer.

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta